Preguntas y respuestas

¡Mi vecino aparca dos vehículos en la misma plaza! ¿Es legal?

En cada plaza de garaje la normativa dice que, solo debe de permanecer un único vehículo, si bien en la práctica sucede que mientras no perjudique e incomode al vecino colindante no pasa a mayores y se consiente. El problema radica en caso de incendio, en cuyo caso pudiera ser un motivo perjudicial para la Comunidad de producirse un siniestro, según las Compañías de Seguros.

¿Funciones de la administración de fincas?

Llevar una buena convivencia entre los habitantes de una comunidad de fincas no siempre es sencillo; muchas veces se generan conflictos a la hora de la toma de decisiones en torno a la comunidad puesto que resulta una verdadera lucha de vecinos el hecho de realizar simples cambios como reparaciones de áreas comunes como los ascensores y escaleras.

Si hablamos de temas más fuertes como deudas al interior de la comunidad, el caso se pone peor, siempre existirán los vecinos morosos el cual adeuden grandes cantidades a la comunidad, pero siempre se hace difícil el realizar el cobro a estas personas.
Si lo que quieres, es estar a cargo de una comunidad, primero debes estar muy bien informado acerca de la ley de Propiedad Horizontal el cual se rige a todas comunidades en España. Por lo administración de fincas es un trabajo muy duro y a más de uno le suele ser un gran de dolor de cabeza manejar la diferentes situación que se suelen presentar en una comunidad.

Es un trabajo muy difícil, pues aunque existan las ganas y la capacidad, esta tarea necesitará mucho más de usted. Pero existen personas que carecen de estas cualidades y son puestas en el cargo de manera obligatoria, el cual llevara una gestión difícilmente buena.

La administración de fincas, no es cosa sencilla y mucho peor es creer que esto es algo para divertirse o pasar el rato; si se piensa de esta manera lo más probable es que se obtengan resultados completamente negativos. La mejor manera de obtener una excelente gestión será con la correcta administración, pero esta se logra simplemente con la persona ideal, aquel profesional preparado para asumir este puesto dentro de la comunidad; por tal motivo en la actualidad se viene contratando en la comunidades a profesionales expertos en las administración de fincas, los cuales realizan una excelente labor a cargo de la comunidad.

Si queremos saber cuáles son las verdaderas funciones de un administrador de fincas, podemos indicar que son varias, entre ellos podemos mencionar que gestionan, asesoran, median conflictos, secretaria y contabilidad, estos por nombrar algunos.
Pero resultan casos en que los administradores realizan la función de representantes inmobiliarios cuando se pretenda realizar traspasos, valoraciones, contratos, etc. Si bien no existe ninguna ley que exija contar con un administrador, se recomienda el uso de este, y más aún en comunidades donde suele haber mayor complejidad para el mantenimiento, tamaño, inmuebles, etc.

Si lo que te preocupa es el costo que acarrea el contratar a un profesional, pues no tienes de que preocuparte, ya que esto no te será un servicio altamente costoso. Pero lo que si debes informarte que el precio ira en variación según el tamaño de la comunidad, la ciudad, y las distintas responsabilidades a realizar, ya que un profesional deberá estar siempre listo para afrontar cualquier situación que se presente dentro de la comunidad, además de gestionar los diferentes seguros y todo lo concerniente a la comunidad.
¿Es un trabajo muy difícil?

Es un trabajo muy duro y sacrificado pero si está a cargo de profesionales estos sabrán cómo resolver cada situación, pero si este cargo de administración no es tomada por alguien que tenga el conocimiento en el tema, esto sí que sea un verdadero caos al momento de enfrentar situaciones difíciles entre los miembros de la comunidad.

Existen diversas empresas que ofrecen a estos administradores, pero se deberá escoger el ideal para tu comunidad, ya que estar a cargo de una comunidad no es algo que cualquier persona sin estar preparada para estas funciones pueda asumirlo de la mejor manera, ya que si existiera una gestión incorrecta por parte del profesional, esta vendrá respaldada por la empresa de donde fue contratado y así respaldar la inversión realizada en un administrador profesional.

¿Cuáles son las funciones del Conserje y/o Portero?

En primer lugar distinguiremos a Portero (empleado que dispone de casa-habitación en la finca) y Conserje (empleado que no dispone de casa-habitación en la finca).
Las funciones básicas que determina el Convenio Laboral de Empleados de Fincas Urbanas son dos: limpieza y vigilancia; no obstante se recomienda establecer de mutuo acuerdo unas Normas y cometidos de trabajo y un horario laboral.

¿Se puede vender la vivienda-portería?

La vivienda portería en un elemento común, y como tal pertenece a la Comunidad de Propietarios. Solamente se podrá vender, si la unanimidad de los propietarios así lo decidiera en Junta de Propietarios, a partir de ese acuerdo, se procede a desafectar como elemento común del inmueble, y se establece para la vivienda un nuevo coeficiente de participación, mediante los trámites necesarios en Notaría y Registro de la Propiedad; una vez individualizado el bien, se puede proceder a la venta de la vivienda.

¿Por qué no pagamos todos los vecinos a partes iguales?

En el Título Constitutivo de la Escritura de División Horizontal se fija la cuota de participación que corresponde a cada piso, garaje, local o trastero y se tomará como base la superficie útil de cada vivienda y en relación con el total del inmueble. Cualquier cambio y acuerdo de Comunidad posterior deberá ser siempre por la unanimidad, circunstancia normalmente poco probable, pues la vivienda de menor tamaño saldría perjudicada.

¿Si soy elegido Presidente de la Comunidad, ¿puedo negarme a desempeñar el cargo?

Los que son elegidos para ser Presidentes de su Comunidad tienen la obligación de desempeñar el cargo. Pueden evitar serlo si hay una causa justa para ello, pero tienen que acudir al Juez y alegar tal causa, que sólo será estimada si es efectivamente justa. En términos prácticos, ello significa que sólo en casos muy excepcionales podrá el propietario evitar desempeñar el cargo para el que ha sido elegido.

¿Actividades fundamentales del administrador de fincas?

Llevar una buena convivencia entre los habitantes de una comunidad de fincas no siempre es sencillo; muchas veces se generan conflictos a la hora de la toma de decisiones en torno a la comunidad puesto que resulta una verdadera lucha de vecinos el hecho de realizar simples cambios como reparaciones de áreas comunes como los ascensores y escaleras.

Si hablamos de temas más fuertes como deudas al interior de la comunidad, el caso se pone peor, siempre existirán los vecinos morosos el cual adeuden grandes cantidades a la comunidad, pero siempre se hace difícil el realizar el cobro a estas personas.
Si lo que quieres, es estar a cargo de una comunidad, primero debes estar muy bien informado acerca de la ley de Propiedad Horizontal el cual se rige a todas comunidades en España. Por lo administración de fincas es un trabajo muy duro y a más de uno le suele ser un gran de dolor de cabeza manejar la diferentes situación que se suelen presentar en una comunidad.

Es un trabajo muy difícil, pues aunque existan las ganas y la capacidad, esta tarea necesitará mucho más de usted. Pero existen personas que carecen de estas cualidades y son puestas en el cargo de manera obligatoria, el cual llevara una gestión difícilmente buena.

La administración de fincas, no es cosa sencilla y mucho peor es creer que esto es algo para divertirse o pasar el rato; si se piensa de esta manera lo más probable es que se obtengan resultados completamente negativos. La mejor manera de obtener una excelente gestión será con la correcta administración, pero esta se logra simplemente con la persona ideal, aquel profesional preparado para asumir este puesto dentro de la comunidad; por tal motivo en la actualidad se viene contratando en la comunidades a profesionales expertos en las administración de fincas, los cuales realizan una excelente labor a cargo de la comunidad.

Si queremos saber cuáles son las verdaderas funciones de un administrador de fincas, podemos indicar que son varias, entre ellos podemos mencionar que gestionan, asesoran, median conflictos, secretaria y contabilidad, estos por nombrar algunos.
Pero resultan casos en que los administradores realizan la función de representantes inmobiliarios cuando se pretenda realizar traspasos, valoraciones, contratos, etc. Si bien no existe ninguna ley que exija contar con un administrador, se recomienda el uso de este, y más aún en comunidades donde suele haber mayor complejidad para el mantenimiento, tamaño, inmuebles, etc.

Si lo que te preocupa es el costo que acarrea el contratar a un profesional, pues no tienes de que preocuparte, ya que esto no te será un servicio altamente costoso. Pero lo que si debes informarte que el precio ira en variación según el tamaño de la comunidad, la ciudad, y las distintas responsabilidades a realizar, ya que un profesional deberá estar siempre listo para afrontar cualquier situación que se presente dentro de la comunidad, además de gestionar los diferentes seguros y todo lo concerniente a la comunidad.

¿Es un trabajo muy difícil?
Es un trabajo muy duro y sacrificado pero si está a cargo de profesionales estos sabrán cómo resolver cada situación, pero si este cargo de administración no es tomada por alguien que tenga el conocimiento en el tema, esto sí que sea un verdadero caos al momento de enfrentar situaciones difíciles entre los miembros de la comunidad.
Existen diversas empresas que ofrecen a estos administradores, pero se deberá escoger el ideal para tu comunidad, ya que estar a cargo de una comunidad no es algo que cualquier persona sin estar preparada para estas funciones pueda asumirlo de la mejor manera, ya que si existiera una gestión incorrecta por parte del profesional, esta vendrá respaldada por la empresa de donde fue contratado y así respaldar la inversión realizada en un administrador profesional.

¿Qué es el certificado de eficiencia energetica?

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento oficial redactado por un técnico competente que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble. De este modo, se especifica mediante una escala de siete letras (de la A a la G), el nivel de emisiones de CO2 en comparación con las dimensiones del edificio.
Según se recoge en el Real Decreto que lo regula, “la obtención de estos certificados, establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética que deberá incluir información objetiva sobre la eficiencia energética de un edificio y valores de referencia tales como requisitos mínimos de eficiencia energética con el fin de que los propietarios o arrendatarios del edificio o de una unidad de éste puedan comparar y evaluar su eficiencia energética. De esta forma, valorando y comparando la eficiencia energética de los edificios, se favorecerá la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía y facilitará así la adopción de medidas para reducir las emisiones y mejorar la calificación energética de los edificios.”

¿En qué consiste?
La eficiencia energética de una vivienda, local u oficina se calcula midiendo la energía consumida todos los años en condiciones normales de uso y ocupación. Se tendrán en cuenta todos los servicios que utilizamos de manera habitual: calefacción, refrigeración, ventilación, producción de agua caliente e iluminación.
Así, el indicador recoge los kilogramos de CO2 divididos por los metros cuadrados de la vivienda o local al año. Aquellas mediciones que se sitúen por debajo de los 6,9 kg CO2/m2, se les asignará la letra A, la mejor calificación. Por el contrario, aquellas viviendas que superen los 70,9 kg CO2/m2 al año, obtendrán la peor calificación, la G.
¿Qué edificios tienen la obligación de obtener este certificado?
Existen tres casos diferenciados por los que una vivienda, local, oficina o edificio debe contar con este certificado. En primer lugar, todos los edificios de nueva construcción o aquellos en los que se haya realizado rehabilitación o reforma con una superficie útil superior a 1.000 m2, afectando a más del 25% del total de sus cerramientos, deberán poseer la certificación energética.

Por otro lado, en todos los edificios o partes de edificios existentes que se vendan o se alquilen a nuevo arrendatario también será necesario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor. Sin embargo, para aquellos pisos que se vayan a arrendar por menos de cuatro meses, este certificado no resulta obligatorio. Del mismo modo, tampoco será obligatorio en edificios aislados con menos de 50 metros cuadrados útiles, edificios y monumentos protegidos en los que se altera su carácter o aspecto, lugares de culto o religiosos, construcciones provisionales (menos de dos años) y la parte residencial de edificios industriales o agrícolas.

Por último, será necesario disponer de esta certificación en edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.
En el caso de que seamos propietarios de un edificio, vivienda o local que actualmente cuente con un contrato de arrendamiento y, a la entrada en vigor del Real Decreto de regulación de dichos certificados ya existía tal contrato de arrendamiento, no será necesario obtener el certificado, así como tampoco en el caso de que éste se renueve. Si será necesaria su obtención en el caso de establecer un nuevo contrato.

Formulario de contacto

Ubicación

HORARIO:
Lunes – Viernes:
9:30 a 14:00 / 16:30 a 20:00
Oficina:
Calle Val, 2, 47003 Valladolid
Teléfono: 983 26 85 82